Adiestramiento Canino -Clicker Training ccam99

El objetivo de este post es esquematizar el programa de adiestramiento canino que seguimos en nuestros Cursos CCAM99.

Primero, intento resumir los conceptos más importantes que tratamos en nuestras clases de los miércoles y de los sábados.

Al final de todo, después de un vídeo demostrativo, esquematizo el programa de trabajo.

De modo que, el guión general del artículo, es el siguiente:

  1. FILOSOFÍA DEL ADIESTRAMIENTO
  2. TÉCNICAS DE ADIESTRAMIENTO
  3. PROGRAMA DE EJERCICIOS EN EL ESCENARIO DE CAZA

1. FILOSOFÍA DEL ADIESTRAMIENTO

Primeramente, es fundamental afrontar el adiestramiento con una correcta filosofía.

Entendemos por filosofía del adiestramiento el enfoque que damos a la enseñanza de nuestro perro, en base a nuestro objetivo y a nuestros conocimientos. Nuestra filosofía de adiestramiento filtra la realidad a través de nuestra experiencia y encauza nuestra forma de pensar y de actuar. Porque. si bien el método es importante, la filosofía marca la diferencia.

Hemos de admitir que no todo lo que nos gustaría hacer con nuestro perro y conseguir de él resultará posible. Debemos aceptar que nos encontraremos diversas limitaciones. Unas, impuestas por su naturaleza. Otras, por la nuestra propia.

Por ejemplo:

  • No es lo mismo soltar a un Yorkshire en un PiPiCan con otros perros del mismo tamaño, que juntar perros grandes. Es obvio que, si se produjera una pelea, la gravedad de las lesiones sería diferente.
  • Y… ¿acaso una anciana sería capaz de controlar una acción impulsiva extrema de un Rottweiler?.

Asi, que… ¡Pongámoslo fácil! .

Si nuestro perro sólo está pendiente de nosotros durante el paseo, nos resultará más sencillo mantenerlo bajo control. En cambio, si está acostumbrado a jugar con perros, desarrolla expectativas cada vez que se encuentra con uno. Y, en el momento en que el perro nos ignora, perdemos el mando.

Así que, lo mejor será que nuestro perro no espere nada de su entorno.

Entonces, ¿que entendemos por un perro sociable?.

Un perro sociable es un perro que puede estar en sociedad.

Un perro afectivo con los extraños no es sociable. Es un pesado.

Un perro sociable se mantiene indiferente al entorno. Así, es mucho más fácil de manejar.

Partiendo de esta filosofía, yo puedo pasear con varios de mis perros a la vez. Todos interactúan conmigo. Pero no entre ellos.

Los escenarios

La vida de nuestro perro tendrá lugar en tres escenarios completamente diferentes: La casa, la calle y el campo de deportes.

En la naturaleza, si se tratara de lobos, estos tres escenarios corresponderían a las situaciones de manada, de tránsito a los territorios de caza y de caza propiamente dicha. Y, cada perro, independientemente de su tamaño y de su raza, lleva un lobo dentro.

Nuestro perro, Instintivamente, está preparado para adaptarse a estos escenarios. Sólo hemos de facilitarle las cosas, diseñando su adiestramiento de forma diferente y específica en cada uno de ellos.

1. Escenario de casa = Situación de manada y de descanso.

Es un escenario de energía baja. Todo el trabajo se basa en la rutina.

Como las condiciones en casa son casi siempre las mismas, el perro se adapta con facilidad a estar en el hogar.

Casi no hace falta técnica. Pero sí coherencia y firmeza.

En el hogar hay que establecer normas

Facilitemos al máximo el aprendizaje del perro. Busquemos la sencillez. No olvidemos que es más fácil enseñar blanco y negro que toda una escala de grises. Mejor siempre o nunca que a veces. Avancemos muy poco a poco. Sin prisa, pero sin pausa.

En casa, el perro puede estar de dos maneras:
Con la familia

Estar en familia equivale a estar en manada.

El perro, en familia, basa su seguridad en la protección que le ofrece el grupo.

En esta situación de tranquilidad y, por tanto, de baja energía, aprovecharemos para establecer la jerarquía en el hogar.

A solas

Durante el descanso, la seguridad a solas se establece, principalmente, en base a la protección que ofrece un refugio. Un lobo solitario se siente seguro en su madriguera. Sobre esta base, se fundamenta la necesidad de que creemos una burbuja de seguridad en la que nuestro perro se sienta inmune a cualquier estímulo ambiental.

  • La madriguera de nuestro perro, su burbuja de seguridad, será su trasportín. Y, de paso, aprovechamos para enseñarle a permanecer en él cuando nos alejemos fuera de su vista. Si el perro está suelto en casa y nos sigue a todas partes, no aceptará bien que nos vayamos. Debe aceptar estar a solas en nuestra presencia para que no se sienta mal en nuestra ausencia. Y únicamente le permitiremos salir cuando esté muy tranquilo. Jamás cuando se encuentre excitado.
  • Otra forma de establecer la burbuja de seguridad de nuestro perro, es enseñarle a permanecer tranquilo sujeto de una cadena. La cadena marca los límites de dicha burbuja. Y le enseña a canalizar la presión que el propio perro ejerce sobre su collar cuando tensa. Si tira, siente disconfort. Al aflojar, logra confort. Y, como hacíamos cuando estaba en el trasportín, sólo le liberaremos cuando su energía esté a cero.

Con estos dos recursos, trasportín y cadena, logramos dos objetivos:

  1. Facilitamos la creación de la ya mencionada burbuja, recurso fundamental en los escenarios de casa y calle.
  2. Hacemos que el perro entienda que nosotros administramos sus recursos. Que acepte la jerarquía. No se trata únicamente de que acepte que la madriguera supone confort y seguridad. También, y lo que es aún más importante, que sólo podrá salir de ella cuando nosotros decidamos abrir su puerta. Y que ésto, ocurrirá sólo cuando mantenga su energía a cero.

2. Escenario de calle = Situación de tránsito a los terrenos de caza.

El escenario de calle es también un escenario de calma. Pero, a diferencia de lo que ocurre en el de casa. en el escenario de calle necesitamos trabajar con técnica.

Básicamente, en la calle, el perro aprender a:

  1. Estar dentro de una burbuja invisible, impenetrable e infranqueable.
    • Impenetrable de fuera a dentro: Para que el perro no se sienta amenazado por ningún estímulo ambiental
    • Infranqueable de dentro a fuera: Para que el perro no interactúe con el medio.
  2. No tensar la correa.
    • Cuando está parado, la situación es idéntica a cuando está atado a la pared.
    • Cuando el guía camina, el perro se ha de poner bajo el control de su movimiento.
En la calle, el perro debe estar en una burbuja y debe no tensar la correa

3. Escenario de deporte = Situación de caza.

En el campo de caza, la energía es alta,

En el escenario de caza, le enseñaremos trucos. O ejercicios deportivos (IGP, Agility, Obediencia Internacional, etc). Emplearemos ClickerTraining y Presión Activa.

Es éste el escenario más técnico. En caso de que practiquemos deporte de competición, es necesario ser muy preciso en las posiciones, en las colocaciones y en los desplazamientos. Y buscar, desde el principio, la perfección. Sólo así podremos alcanzar la excelencia.

En el escenario de caza debe estar activo el instinto

2. TÉCNICAS DE ADIESTRAMIENTO

Habiendo aceptado la filosofía del adiestramiento, sólo nos queda conocer y dominar la técnica. Y recordar que emplearemos una estrategia diferente en cada uno de los escenarios. No me referiré al adiestramiento en el escenario de casa porque se basa, sobre todo, en establecer normas.

ADIESTRAMIENTO EN EL ESCENARIO DE CALLE

Las sesiones de entrenamiento en el escenario de calle pueden ser largas. De 10 o 15 minutos de duración, por ejemplo. No importa que sean aburridas, porque el instinto debe permanecer inactivo. De hecho, la monotonía facilita que el perro permanezca en energía baja.

Programa de ejercicios de Adiestramiento para la calle

El adiestramiento necesario para enseñar al perro a comportarse en la calle resulta muy fácil de llevar a cabo si se practican los siguientes 4 ejercicios.

Ejercicio Nº 1. El guía sentado con el perro a su lado, sentado o tumbado.

Es el ejercicio básico para que el perro aprenda a estar tranquilo a nuestro lado. Con la correa floja. Realizaremos captura de su comportamiento en calma con la voz BIEEEEN, en tono suave, cuantas veces sea necesario.

El objetivo del Ejercicio Nº 1 es que el perro esté en calma.
Ejercicio Nº 2. La posición base

El guía de pie con el perro sentado a su izquierda.

El perro aprende a estar tranquilo e inmóvil. La correa debe estar destensada.

El objetivo del Ejercicio Nº 2 es que el perro guarde la posición base.
Ejercicio Nº 3. El guía se desplaza con su perro.

El guía conduce a su perro, a la izquierda, durante unos pocos pasos, con la correa muy corta en la mano izquierda, procurando que el perro no tire de ella, y vuelve a adoptar la posición base, sin ninguna tensión de correa.

Debemos movernos con ritmo y en calma, capturando la conducta del perro con la voz BIEEEN cada vez que destense la correa.

Pasamos del control de la correa al control del movimiento, con la correa floja. No hace falta emplear comando alguno. Únicamente hablamos al perro para capturar su conducta.

El objetivo del Ejercicio Nº 3 es que el perro camine a nuestro lado, bajo control de nuestro movimiento, sin tensión en la correa.
Ejercicio Nº 4

Durante el ejercicio anterior, con el perro en control de la correa y cuando la tensión sobre la misma es excesiva, o cuando el perro se distrae por algún estímulo del entorno, el guía suelta la correa con su mano izquierda, manteniéndola cogida larga con la derecha (control del movimiento) para que, si el perro se adelanta, choque con la pared de la burbuja, que marca el final de la correa.

Si el perro choca con el final de la correa (pared invisible de la burbuja), vuelve su vista hacia atrás y encuentra al guía. Comprueba que éste:

  1. … está retrocediendo sin perderle el frente. El perro se acerca y el guía le ayuda a colocarse de nuevo a la izquierda, capturando ese momento con la voz BIEEEN.
  2. … ha realizado media vuelta y está de espaldas. El guía ayuda al perro a posicionarse a la izquierda y captura con la voz cuando llega.
  3. … gira en dirección contraria. Si el perro va a la izquierda y se distrae a su izquierda, el guía gira 90º a la derecha. Como siempre, cuando el perro llega, el guía captura.
El primer objetivo del Ejercicio Nº 4 es enseñar al perro el límite de la burbuja invisible que marca la longitud de la correa.
El segundo objetivo del Ejercicio Nº 4 es que el perro camine cerca del guía, sin perderle de vista, sin tensión en la correa.

Cuando domina este ejercicio, el perro acaba permaneciendo al lado del guía sin apoyarse en la correa. Así, mejoramos el Ejercicio Nº 3.

TIPs de adiestramiento para la calle

  1. Para que el perro no tire de la correa, es útil enseñarle antes a permanecer sujeto de una cadena. La cadena no cede cuando el perro tira. La mano del guía inexperto sí. Y confunde al perro, que entiende erróneamente que ha ganado por tirar. En la cadena, el perro aprende fácilmente que tensar produce disconfort. Y que aflojar, en cambio, supone confort.
  2. Es mejor empezar los ejercicios 1, 2, 3, y 4 en un entorno sin distracciones. Es el guía quien debe elegir el grado de dificultad de la escena. Hay que evitar lo contrario: que sea el entorno el que le sorprenda.
  3. Conviene caminar manteniendo un ritmo marcado, pausado y tranquilo.
  4. Es imprescindible que cuando, en el ejercicio nº 4 el perro «choque» con la pared de la burbuja al tensar la correa (punto de presión), el guía retroceda mientras se acerca el perro. Porque, instintivamente, el perro se mueve hacia lo que se aleja de él. Mejor aún es que simule hacerlo sin desplazarse (así el perro le alcanzará antes). Y, de este modo, se facilita al máximo que acuda rápidamente al lado (punto de alivio).

ADIESTRAMIENTO EN EL ESCENARIO DE CAZA

El escenario de caza es el único de los tres en que la energía debe ser alta. El perro ha de trabajar con su instinto de caza activado.

Las sesiones de trabajo deben ser cortas. De no más de 2 o de 3 minutos. Y el perro ha de quedar siempre con ganas, para que no se agote su impulso instintivo.

TIPs de adiestramiento en caza.

Los reforzadores
  • En la fase inicial del entrenamiento, cada ejercicio del escenario de caza se refuerza con comida. Con comida se alcanza una energía media y así le resulta más fácil al perro aprender.
  • Para que el perro desee comer, ha de tener hambre. Y la comida ha de ser apetitosa. Y de un tamaño y consistencia que permita al guía manejarla con facilidad y al perro engullirla con rapidez.
  • Es conveniente que el perro trabaje cada vez para obtener toda una ración completa de comida. Así tendrá una alta esperanza. Y se comportará con mayor energía. El truco es que en ningún momento sepa la magnitud del siguiente refuerzo de comida. ¿Será una porción, varias o todo lo que falta?.
  • Más adelante, cuando ya sepa hacer el ejercicio, se trabajará con presa móvil, con la pelota, por ejemplo, que produce mayor energía.
La captura
  • La base de la comunicación entre perro y guía es siempre la captura. En este escenario de caza, dicha captura la produce el sonido del clicker. O, si no tenemos clicker, la voz. Da igual.
  • El «Clic» significa éxito. Permite una captura en el preciso instante en que se produce el acierto. Y permite demorar la recompensa.
  • La captura con «Clic» permite que el perro no esté pensando en la comida mientras trabaja. Con clikertraining, el perro realiza acciones en busca de producir «Clic». El refuerzo alimenticio, pasa a un segundo plano.
  • Se debe capturar con «Clic» la proactividad del perro. Por ejemplo, si el perro nos mira por propia iniciativa, capturamos (y, por supuesto, pagamos con comida). Si el perro se acerca de «motu propio», capturamos. Y así procedemos con cuantas acciones que se le ocurran al perro nos interese que lleve a cabo.
  • «Clic» significa que el perro debe esperar en la posición en que se encuentre, sin moverse. La mano le acerca la comida.
  • Con «AP», en cambio, el perro rompe la posición y va a por la comida. El guía la lanza, por ejemplo. O la comida está en el comedero, a unos metros del perro. AP significa libertad. Por consiguiente, «AP» produce más excitación que «Clic».
El equilibrio
  • En cada sesión de trabajo debe buscarse un cierto equilibrio entre concentración y movimiento. Si confirmamos excesivamente la concentración, el perro se queda como petrificado. Si sólo hay movimiento, se genera tal desorden que el perro no aprende nada.
El ritmo
  • El Timing de la sesión de entrenamiento debe tener continuidad y ritmo. Durante las primeras sesiones de adiestramiento, se debe reforzar casi de continuo. El perro no debe en ningún momento distraerse. Cada entrenamiento no debe durar más de dos o tres minutos. Y, siempre, se debe reforzar de menos a más. Las primeras veces, con una porción. A lo largo de la clase, con más comida. De repente, se libera con AP y se ofrece el resto de la ración. Porque nuestro objetivo debe ser que el perro acabe con más energía que cuando empezó.

Recursos para el adiestramiento en caza

Me referiré, a continuación, a los recursos que hemos de desarrollar. Recursos de concentración y recursos de movimiento. Nos servimos de ellos a todo lo largo del adiestramiento.

Recursos de concentración.

Es muy importante que el perro aprenda que, para comer, primero ha de estar concentrado en un foco.

Primer focus = Recurso de pago

Lo primero que le enseñaremos será el recurso que usaremos para pagarle con comida. La idea es la siguiente: El puño cerrado se respeta; la palma de la mano, ofrece la comida.

  • Puño cerrado = Muestra = Concentración
  • Palma de la mano = Ataque = Comida disponible.

El PRIMER FOCUS sobre el que el perro se concentra es el PUÑO CERRADO.

Capturaremos haciendo Clic en concentración al puño y, acto seguido, se abre la mano y el perro consigue la comida. Es el primer recurso de pago que se enseña al perro.

Puño cerrado — 3 seg — Palma de la mano con comida y el perro come.

Una vez construido este recurso de pago, empezamos a trabajar con concentración a los ojos (focus principal) y con concentración a otros focus. Pagamos con dicho recurso.

Focus Principal

Pero, sin embargo, el FOCUS PRINCIPAL no debe ser el puño cerrado, sino los OJOS DEL GUÍA. Así que estableceremos este otro focus.

Cuando el perro, sentado frente a nosotros, nos mira a los ojos, capturamos con Clic y utilizamos el recurso de pago previamente construido (se lleva el puño cerrado a los ojos y, al cabo de 3 segundos de que el perro se centre en él, la mano se abre y lleva a la boca del perro la comida).

También es muy útil enseñar al perro a cazar la comida desde nuestra boca (otro focus). En este caso, elegiremos algo que nos guste a ambos (salchichas, por ejemplo). De esta forma, fijaremos aún más su atención en nuestro rostro.

Dos focus

Cuando el perro ya sabe concentrarse en los ojos del guía, o en su boca (focus principal), éste cambia el focus mirando a su puño. Ahora. cuando el perro mira al puño (ahora es el focus principal), capturamos con Clic y, directamente se lleva la comida a la boca del perro (porque, en este caso, el focus es el puño). A partir de ahora, trabajamos con dos focus. Ya podemos dirigir al perro con nuestros ojos hacia otro punto de atención (también podemos señalar dicho punto con nuestra mano)

Ejemplo de entrenamiento con dos focus:
  1. Concentración del perro al puño (1, 2, 3, 5… segundos) — Clic — 3 segundos — Palma de la mano y comida.
  2. Concentración del perro a los ojos, o a la boca (1, 2, 3, 5… segundos) — Clic — 3 segundos — el puño va a los ojos — 3 segundos — Palma de la mano y comida (o se refuerza desde la boca, directamente) .
  3. BRAZOS EN CRUZ. AMBOS PUÑOS CON COMIDA: Concentración a los ojos — miramos a uno de los puños — Concentración al puño (1, 2, 3, 5… segundos) — Clic — 3 segundos — el puño focus va directo al perro y ofrece la palma con comida. Ya estamos trabajando con dos targets (los ojos y el puño) y, por tanto, dirigiendo al perro. Como en 2., también podemos reforzar soltando la comida desde nuestra boca.
  4. Cuando el perro ya ha aprendido los ejercicios 1, 2 y 3, cuidaremos que exista un equilibrio entre premiar concentración a los ojos y concentración al puño. En general, será necesario premiar más veces la concentración a los ojos (o a la boca).
Otros recursos para reforzar con comida

Cuando el parro ya ha aprendido las colocaciones, se puede capturar con Clic y pagar en el sitio o capturar con AP y permitir que el perro vaya a por la comida, bien porque la arrojemos a distancia o bien porque esté depositada en su cuenco.

Con AP se logra más excitación que con Clic.

  • Con la comida en nuestra boca:
    • En colocación de Hier (Perro sentado recto delante nuestro), Concentración a los ojos — Clic — soltar la comida que mantenemos en nuestra boca.
    • En cualquier colocación (Lado, Fuss, Bajo), Concentración a los ojos — Clic — soltar la comida que mantenemos en nuestra boca.
  • Con la comida en el Comedero situado a 3 o 4 metros. El perro situado entre el comedero y nosotros (en Fuss, por ejemplo).
    • Concentración a los ojos — decir AP (en vez de Clic) — El perro, libre, va al comedero. Se refuerza que mire a los ojos.
    • Concentración a los ojos — los ojos miran al comedero (si es necesario, se señala el comedero con la mano) — el perro mira al comedero– decir AP (en vez de Clic) — El perro, libre, va al comedero. Se refuerza que mire a donde miramos.

Progresivamente, vamos aumentando el tiempo de concentración antes de realizar la captura con Clic. Utilizaremos los diferentes métodos descritos en el artículo Adiestramiento Canino con Clicker.

Con este sistema, EL PERRO TRABAJA PARA HACER SONAR EL CLICKER. La comida pasa así, aunque es el reforzador de la conducta, a un segundo plano.

Recursos de movimiento

Para mover al perro por el trayecto que deseemos, para realizar ejercicios o desplazamientos, o para cambiar de posiciones o de colocaciones. emplearemos técnicas de señuelo.

Al principio del entrenamiento, el señuelo es, directamente, el reforzador. La comida. Algo más adelante, puede actuar como señuelo otro reforzador más potente: la presa (la pelota, por ejemplo).

Luring. Movimiento con refuerzo continuo.

Lo primero que enseñamos al perro es a chupar la comida que nuestra mano abierta retiene con el pulgar. Esto es lo que llamamos Luring. Si el ejemplar es muy impulsivo y nos hace daño, nos pondremos guantes de protección. Pero, para que se produzca Luring, el perro ha de empujar la mano con comida, sin perder el contacto. Si movemos la mano y el perro se detiene, quiere decir que no hemos establecido un buen Luring.

Cuando hacemos Luring no se captura con Clic, porque el perro se refuerza continuadamente mientras chupa la comida.

El Luring es una técnica de señuelo bastante tosca, de la que hay que prescindir en cuanto sea posible. Porque con Luring el perro no es consciente de lo que está haciendo. Sin embargo, adquiere memoria automática. Cuando, en el futuro, el perro ya realice el movimiento con Luring y sea dirigido por la mano a distancia de su boca (Targeting), le resultará muy fácil darse cuenta de lo que ha de hacer.

Targeting. Concentración durante el movimiento.

Finalmente, lo más dificil es que el perro mantenga la concentración en un Target mientras se mueva. Por ejemplo, en nuestros ojos, mientras hacemos el ejercicio de seguimiento. O que se concentre en el saltímetro, cuando el perro ha de saltarlo.

TIPs de Concentración y de Movimiento.
  1. Luring: el perro chupa continuadamente la comida que sostiene el pulgar en nuestra palma abierta. SI MOVEMOS LA PALMA, EL PERRO DEBE MANTENERSE CHUPANDO, sin perder el contacto. Si lo abandona, es que no hacemos buen Luring. Habremos, quizás, de mover la mano más despacio. O emplear una comida más apetitosa. Si nos hace daño, emplearemos un guante. El objetivo es que el perro empuje nuestra palma para conseguir su comida. Sólo así podremos conducirle por donde deseamos.
    • Hacia adelante, en línea recta y en círculo: el perro empuja nuestra mano con comida mientras avanza.
    • Marcha atrás, en línea recta y en círculo: nuestra mano con comida empuja al perro y le hace retroceder.
  2. Targeting: El perro se focaliza en un punto (los ojos del guía, por ejemplo) y se desplaza sin perder la concentración en ningún momento (realizando el ejercicio de seguimiento al lado, por ejemplo).
  3. Timing: Hay que cuidar el ritmo. Debe haber un buen ritmo de reforzamiento en cada lance y ha de haber ritmo durante toda la sesión. Dicho de otro modo: la clase de entrenamiento debe tener swing. El perro debe mostrarse en actitud de caza. Evitemos dormir al perro. Procuremos que en ningún momento se distraiga. No hagamos las sesiones largas ni aburridas. Mantengamos al perro activo y concentrado.
NOTA:

No olvidemos utilizar «la caja» para enseñar al perro las tres posiciones (de pie, sentado, tumbado) en el mismo lugar, sin que avance. Como siempre, primero con Luring, luego con Targeting y, finalmente, con comando.

La caja es un Target de lugar. Y, trabajando con dos o más cajas, le enseñamos a desplazarse a la que le indicamos. Es un recurso excelente para dirigir al perro.

Intento reflejar estos conceptos en el siguiente video:

3. PROGRAMA DE EJERCICIOS EN EL ESCENARIO DE CAZA.

* CADA EJERCICIO:

  1. Se comienza con Luring, que supone refuerzo de comida continuo.
  2. Después se realiza con «Target — Captura — Comida».
  3. Por último, cuando ya la conducta está firmemente construida, se introduce el Comando.
El comando no es una orden, sino una señal que abre la puerta al movimiento.

* LAS 3 POSICIONES

En la caja se enseñan las tres posiciones (de pie, sentado y tumbado).

Como siempre, el orden es: primero con Luring, luego con señal y, finalmente, con comando.

* LAS 4 COLOCACIONES

Por otra parte, enseñaremos las 4 colocaciones, en posición de sentado en máxima proximidad nuestra:

  1. HIER: Sentado frente a nosotros.
  2. LADO: Sentado a nuestra derecha.
  3. FUSS: Sentado a nuestra izquierda.
  4. BAJO: Sentado entre nuestras piernas.

Inicialmente, practicaremos que el perro entre a cualquiera de las colocaciones de manera aislada. Cada vez que lo haga, capturamos con «Clic», premiamos con el recurso «Concentración al puño»-3 seg-comida y, después, liberamos con «AP».

Más adelante, realizaremos cambios de una a otra posición (de Hier a Fuss, de Fuss a Lado, etc). Para ello, capturamos con «Clic», premiamos con el recurso «Concentración al puño»-3 seg-comida y, después, cambiamos de posición, volviendo a repetir.

En esta fase, ya podemos realizar las tres posiciones en cada una de las 4 colocaciones.

Poco a poco, disminuimos el índice de reforzamiento, capturando progresivamente cada dos, cada tres, o cada más cambios.

* LOS 4 DESPLAZAMIENTOS

Por último, iniciaremos los desplazamientos en cada una de las 4 colocaciones. Tanto hacia adelante como hacia atrás. Al principio, sólo dos o tres pasos. Pero cuidando que el perro vaya muy derecho, con su cuello estirado y su cabeza alta, sea:

  • mediante Luring o
  • enfocado en el Target=»Puño con comida», o
  • en el Target=»Pelota», o
  • en el Target=»Ojos del guía».

* OTROS EJERCICIOS

  • Pasar entre las piernas. En parado y mientras nos desplazamos.
  • Saludar, sentado con sus manos en el aire.
  • Ladrar a la orden.
  • Podemos enseñar cuantos trucos se nos ocurran. Siempre con la misma metodología de entrenamiento con Clicker: Luring, Target, Comando.

Pues bien. Ya tenemos trabajo para empezar. Así que… ¡MANOS A LA OBRA!


NOTA:

No quiero terminar este post sin responder a la pregunta que con más frecuencia me hacen muchos de los que empiezan un Curso de Adiestramiento en CCAM99. Es la siguiente:

PREGUNTA: ¡Cuándo podré soltar a mi perro?
RESPUESTA: ¡¡¡Jamás!!!.

Y me dicen: ¡Pero veo que tu perro está suelto!.

No lo está. Procuro que nunca lo esté, respondo.

Me explico.

Que un perro no esté bajo el control de la correa no significa que esté descontrolado. Porque cada acción puede estar bajo tres controles:

  • Correa
  • Movimiento
  • Comando

Sea a través de uno u de otro, debemos mantener al perro en todo momento bajo control.

El perro SIEMPRE debe estar bajo el manejo del guía.

El «foco» principal del perro debe ser siempre el guía. Sea por correa, por comida o por seguridad, el perro siempre debe estar sujeto a su guía.

A todos los perros que trabajo, les quito la correa al final de la primera clase de adiestramiento. Y se la vuelvo a poner. Y hago exactamente lo mismo con el perro superadiestrado que ya tiene muchos años.

Porque la correa no es sino una herramienta de adiestramiento, un recurso instrumental y su respuesta fabricada la utilizamos cuando la necesitamos. Pero el perro debe estar igualmente controlado y comportarse igual cuando lleva puesta la correa que cuando la llevamos en el bolsillo.

En realidad, el objetivo del adiestramiento debe ser que el perro desarrolle un alto grado de autocontrol. Mejor aún, que crea que es él quien nos controla. Lo ideal es que él sienta que se le ha ocurrido hacer, justamente, lo que nosotros deseamos que haga,

Y, creedme, no hay truco. Sólo es cuestión de trabajo. Tal y como se explica en este artículo.


PERRO AUTOCONTROL
¡POR FIN SOLO!

VER TAMBIÉN: Cursos de Adiestramiento Canino: Programa de habilidades

Si deseas realizar cursos de adiestramiento canino y vives en Boadilla del Monte, Villanueva de la Cañada, Villanueva del Pardillo, Majadahonda, las Rozas, el Escorial, Valdemorillo, Sevilla la Nueva, Villaviciosa de Odón, Quijorna o cualquier otra zona cercana a Brunete, apúntate en CCAM99.