Residencia,Canina,Madrid,recomendada,Boadilla-del-Monte,Las-Rozas,Pozuelo-de-alarcón,Aravaca,Majadahonda,Valdemorillo,Sevilla-la-Nueva,Brunete,Perro,El-Escorial,Villanueva-de-la-Cañada,Villafranca, La-Finca,Montepríncipe,Montealina,Monterozas,Peñascales,adiestramiento,hotel

RESIDENCIA CANINA EN MADRID

ADIESTRAMIENTO DE PERROS

hotelcaninomadrid, hotelperrosmadrid, residenciacaninamadrid,centrocaninomadridccam99

Blog de Educación y de Adiestramiento Canino

RASTREO IPO: INICIACION

El Reglamento de Pruebas de Trabajo para Perros de Acción Policial fue diseñado hace más de 100 años con fines de selección de raza, pues era necesario disponer de unas referencias objetivas con las que medir las capacidades en rastreo (Sección A), en obediencia (Sección B) y en protección (Sección C) para poder escoger los mejores reproductores. Este Reglamento valora el potencial operativo, pero también la adiestrabilidad; permite valorar la calidad del perro pero también la calidad del trabajo; está tan bien pensado que, prácticamente, no ha sido modificado desde su instauración.

Su excesiva rigidez hace que sea muy difícil lograr la perfección que exige. Pero de éste su pecado nace su mayor virtud: como quiera que es endiabladamente técnico, para conseguir niveles de excelente es tan importante contar con un buen perro como llevar a cabo un depurado método.

Hoy en día las Pruebas de SchH y el RCI, por encima de su valor para la cría, constituyen un verdadero deporte que cuenta con numerosos seguidores a lo largo de todo el mundo, cuya máxima expresión son los campeonatos internacionales.

El presente artículo, en que hablaremos de la iniciación del entrenamiento de rastreo, no solo va dedicado a los competidores sino a todo aquel que desee iniciar a su perro en esta apasionante disciplina.

*GENERALIDADES

Existen tres formas distintas de rastreo natural:

- Venteo: es la forma de localizar a la presa viva o abatida por el disparo. El perro, olfateando con la cabeza alta, se ayuda del sentido de la vista.
- Con la cabeza a media altura: si se trata de un rastro caliente, a corta distancia de la presa.
- Con la cabeza baja: en el caso de los rastros de sangre, o de pistas frías, es decir, de cierta antigüedad.

El Reglamento de Pruebas de Trabajo de SchH y RCI exige que el perro emplee esta última técnica. “El animal debe rastrear en la pista con la nariz pegada al suelo y ha de hacerlo con seguridad, precisión, intensidad, tranquilidad y concentración, seguido a 10 m. por su guía, quien lo llevará suelto o asido por una correa”. El rastreo deportivo es, pues, una búsqueda huella a huella, no un seguimiento del sendero de olor.

Mucho se ha discutido con respecto a qué tipo de olor sigue el perro durante su trabajo.

- Está demostrado que las partículas olorosas corporales del trazador se depositan a su paso en forma de cono de vértice superior, sujeto a factores ambientales. Por eso se difumina por efecto del tiempo, se esparce por la acción del viento, se mantiene en días brumosos. Easí rastrea el sabueso cuando busca a un individuo.
- Pero también el suelo, roto por las pisadas, emite otro tipo de olor, el cual depende de las características del terreno (dureza, grado de humedad, temperatura, etc.). Es muy probable que el perro que olfatea huellas con la nariz baja se apoye principalmente en este tipo de olor, aunque ha de tener en cuenta el primero a la hora de discriminar pistas cruzadas u objetos falsos.

*INICIO.

Es conveniente familiarizar con la técnica al cachorro y al perro jóven. Pero no hay que olvidar que, en la fase de inicio, el impulso de búsqueda ha de construirse sobre la base del instinto natural, con un trabajo en positivo que le enseñe a disfrutar rastreando. Solo así aumentará su rango de acción, lo que le permitirá soportar mejor la presión cuandoen el futuro, se enfrente a mayores dificultades.

El alimento (pienso, carne cruda o cocida, etc.) actuará de estímulo y de refuerzo a lo largo del trazado. De este modo crecerán la esperanza y la intensidad.

Es preferible comenzar en yerba o pasto, incluso en césped, siempre considerando que la técnica en tierra es algo distinta pues este terreno obliga a mantener la nariz más cerca de la superficie.

En la primera sesión se atará al hambriento cachorro (de una piqueta clavada en el suelo, por ejemplo) a la vista del guía, cerca del trazado. Así, mientras el animal ve colocar la comida, aumenta su impulso.
 

| Mas

<<< Volver