Residencia,Canina,Madrid,recomendada,Boadilla-del-Monte,Las-Rozas,Pozuelo-de-alarcón,Aravaca,Majadahonda,Valdemorillo,Sevilla-la-Nueva,Brunete,Perro,El-Escorial,Villanueva-de-la-Cañada,Villafranca, La-Finca,Montepríncipe,Montealina,Monterozas,Peñascales,adiestramiento,hotel

RESIDENCIA CANINA EN MADRID

ADIESTRAMIENTO DE PERROS

hotelcaninomadrid, hotelperrosmadrid, residenciacaninamadrid,centrocaninomadridccam99

Blog de Educación y de Adiestramiento Canino

RESIDENCIA CANINA

ELECCIÓN DEL PERRO DE FAMILIA

Por Arsenio Menchero



Residencia_Canina,Centro_Canino_Madrid_CCAM99
Este artículo va encaminado a dar respuesta a las preguntas mas frecuentes que asaltan a quien nunca ha tenido perro y decide adoptar o comprar uno.

Es preciso considerar que un perro requiere atención y que es necesario disponer de tiempo para él. También que cuesta dinero. Consumirá pienso, complementos nutricionales y habrá que afrontar gastos veterinarios obligados (revisiones, desparasitaciones y vacunaciones, si no cae enfermo).

Antes de meterlo en casa hay que preparar  su alojamiento y adquirir los artículos necesarios para asegurar su bienestar: collar con placa identificativa para evitar extravíos, correa para paseo, comedero y bebedero, cepillos de pelo, alimento, jaula de viaje, etc.

¿Qué perro escoger?, ¿cachorro o adulto?, ¿de raza o mestizo?, ¿comprado o de acogida?, son sólo las primeras cuestiones que se plantea el ilusionado candidato. También se considerará el tamaño del perro de acuerdo con las disponibilidades de espacio, de tiempo y de ejercicio. Sería absurdo elegir un dogo alemán para vivir en un minúsculo estudio.



EDAD

Cachorro: es la alternativa mas atractiva y la mas frecuentemente adoptada. La sola evocación de la imagen de una pequeña bola de lana, que nos mira con ojos tiernos y desamparados, invita a enamorarse del proyecto. Sin embargo, es necesario considerar los pros y los contras de incorporar un joven animal a nuestro hogar.

No deben adquirirse ejemplares excesivamente jóvenes: Un criador responsable no venderá sus cachorros hasta unas semanas después de que se haya producido el destete, pues en este tiempo se habrá estabilizado su alimentación y se habrán consolidado las relaciones sociales en la camada.

En el período que media entre las 3 y 8 semanas de edad se produce el fenómeno denominado imprinting, durante el cual el perro reconoce al hombre como de su misma especie, proceso imprescindible para una futura adecuada interacción entre ambos. La acción del criador es fundamental en esta etapa. Se ha demostrado que los cachorros manipulados a diario en esta fase de su desarrollo, se muestran de adultos mas sociables.

También durante este tiempo se producen las primeras manifestaciones agonísticas alrededor del cuenco de la comida. Los hermanos de camada se disputan la dominancia y se consolida la jerarquía dentro del grupo. Es de vital importancia que cada uno de ellos aprenda a dominar y a ser dominado para que, más adelante, se produzca una adecuada adaptación a la familias de humanos de la que formarán parte.

La acogida de un cachorro por parte de los mas pequeños de la familia es  siempre efusiva. Pero aunque al principio todo es de color de rosas, no hay que olvidar que un perro de dos meses requiere mucha atención y que ocasionará algún que otro estropicio. Es preciso conocer y asumir de antemano los inconvenientes para no llamarse luego a engaño. Ser realistas impedirá que la ilusión del principio se torne en desánimo.

Por otra parte, un perro es un ser vivo que exige una serie de compromisos, responsabilidades y obligaciones.

La adquisición de un perro ha de estar por encima del caprichoso impulso de poseer una mascota. Un perro tiene una esperanza de vida de entre 10 y 15 años y, durante todo ese tiempo, sus propietarios tienen el deber de satisfacer sus necesidades y de procurarle una existencia digna. El perro se entrega por completo a su dueño y depende de él. Este debe corresponderle con sus cuidados, su protección y su respeto.


Adulto: Aunque esta opción resulta mas infrecuente, hay quien opta por hacerse con un perro adulto.

Si se trata de un perro equilibrado, bien socializado y, aún mejor, educado y el nuevo propietario tiene cierta experiencia, lleva a cabo un curso de adiestramiento en un centro especializado o, simplemente, sigue los consejos del anterior propietario, el proceso de adaptación se realiza rápidamente y sin problemas.

Si, por el contrario, el perro tiene vicios adquiridos y quien lo acoge no tiene los suficientes conocimientos para erradicarlos, puede que la aventura acabe en un estrepitoso fracaso.

Aconsejo la elección de un ejemplar adulto adulto en caso de que no se disponga de tiempo suficiente para criar un cachorro o se se desea disfrutar ya de un perro adiestrado. Indiscutiblemente, los perros guía, los perros de asistencia o los perros de compañía para enfermos, discapacitados o ancianos, han de contar con edad suficiente para haber llevado a cabo su preparación técnica.


 Anciano: Mas infrecuentemente aún, se adoptan perros ancianos, generalmente por compromisos de amistad o familiares. El hecho de que un perro mayor necesite hacer menos ejercicio que cuando era joven supone una ventaja para algunas personas. Además, si está bien educado, posee una gran capacidad de autocontrol, unas pautas de comportamiento sólidamente establecidas y un alto grado de comunicación con su dueño.

Considerando que la capacidad de recibir y proporcionar afecto no está disminuida en el perro de edad, la incorporación de un perro veterano a la familia puede ser una grata experiencia.



RAZA

Para responder a la pregunta ¿Perro de raza o mestizo? es indispensable estar seguro de que se espera realmente del perro.

Los cachorros mestizos son una lotería. Es realmente difícil predecir el aspecto y el carácter que acabará teniendo de adulto el adorable perrito que ahora parece de peluche.

Si es adulto tendremos más probabilidades de acertar. Las Sociedades Protectoras de Animales ofrecen la oportunidad de adoptar perros de todas las edades, mestizos en su mayoría, a cambio de una pequeña cantidad de dinero. Además de ser una acción social, la acogida de un animal de estas características puede resultar una vivencia extraordinaria.

Si se desea que el perro cumpla expectativas concretas es necesario buscar perros de pura raza, pues cada raza posee unas características estructurales y caracteriológicas bien definidas. Si se necesita un perro guardián es absurdo adquirir un golden retriever, y también lo es pretender que un mastín sirva para cazar conejos. Cada raza reúne unas cualidades morfológicas y psíquicas concretas y permite llevar a cabo determinadas actividades lúdicas y deportivas.

Una vez elegida la raza, es conveniente acudir a un criadero de reconocido prestigio. En caso de no poseer experiencia al respecto, se debe solicitar asesoramiento a un profesional de confianza. Para estrechar el campo de búsqueda dentro de una raza, se analizan las líneas de sangre que aparecen en el pedigree. Aún así, ningún criador ofrece el 100% de garantías de que el cachorro más prometedor reúna los requisitos esperados.



Desde que tuve perro, a los siete años de edad, no me imagino sin la compañía de uno –o de varios—. En mi caso, lo que empezó como afición  acabó  convirtiéndose en profesión y, aún más, en forma de vida. Aconsejo al lector que guarde cuidado al enfrentarse a la amistad y a la entrega desinteresadas de un perro: crean adicción.


Arsenio Menchero

 

| Mas

<<< Volver