Residencia,Canina,Madrid,recomendada,Boadilla-del-Monte,Las-Rozas,Pozuelo-de-alarcón,Aravaca,Majadahonda,Valdemorillo,Sevilla-la-Nueva,Brunete,Perro,El-Escorial,Villanueva-de-la-Cañada,Villafranca, La-Finca,Montepríncipe,Montealina,Monterozas,Peñascales,adiestramiento,hotel

RESIDENCIA CANINA EN MADRID

ADIESTRAMIENTO DE PERROS

hotelcaninomadrid, hotelperrosmadrid, residenciacaninamadrid,centrocaninomadridccam99

Blog de Educación y de Adiestramiento Canino

CLICKER-IPO

CLICKER

Por Arsenio Menchero




CLICKER,CLICKERTRAINING,ADIESTRAMIENTIO_CANINO_EN_POSITIVOEn 1859 Darwin elaboró la teoría evolucionista ("El origen de las Especies", el individuo se adapta al medio). En los años 1940, Thorndike  y Skinner defendieron el conductismo (la conducta es la herramienta para lograr el objetivo deseado). En los 1960, Karen Pryor, discípula de Skinner, comenzó a entrenar perros con clicker siguiendo el mismo método que empleaba en California con los delfines.

El clicker es un pequeño artilugio provisto de un pulsador que produce un ruido característico (Clic), el cual se utiliza en adiestramiento canino para capturar comportamientos.

Si hacemos “Clic” y seguidamente le damos al perro una porción de comida, y repetimos la secuencia 20 o 30 veces, el sonido "Clic" termina por adquirir sentido para el perro, pues significa que hay comida disponible. Este proceso de Condicionamiento Clásico de estímulos (Pavlov) se conoce con el nombre de "Cargar el Clicker".

El Clic actúa como estímulo puente entre la acción que se produce mientras suena y el reforzador biológico comida. Gracias a ello, se convierte en un indicador de éxito enormemente útil para fotografiar el comportamiento (mejor aún, la fracción del comportamiento) que se desea enseñar al perro.

Hay detractores del clicker. Argumentan que solo vale para enseñar trucos. Pero eso es como decir la electricidad “es mala porque electrocuta”, en vez de "es mala cuando electrocuta". El secreto del método clicker no es qué hacer, sino cómo hacerlo.

Desde que se adiestran perros se emplea el condicionamiento operante, el método del ensayo-error y el sistema del premio-castigo. Si el clicker se integra en este escenario tradicional, no es más que una herramienta que marca el acierto y que sirve de puente entre éste y la comida. Con la ventaja de ser muy precisa, pues el perro entiende qué es lo que ha hecho exactamente para ganarse el alimento, cuya entrega puede demorarse unos segundos. Pero si nos limitamos a este concepto nunca obtendremos el máximo partido del clicker.

Para que el trabajo con clicker sea realmente eficaz hay que desarrollar la proactividad en el perro y practicar el moldeado de comportamientos, basándose sólo en reforzar lo positivo, sin emplear el comando coercitivo NO, sin siquiera recurrir al "no.no" informativo. Si se premia el éxito y se ignora el fallo, se practica entonces una filosofía concreta llamada "Clicker training". Premiando solo la solución, dividiendo los comportamientos en partículas premiables, repitiendo y repitiendo, se puede alcanzar gran precisión.

"Clicker training" es una forma de vida, según defienden sus seguidores. La filosofía del “Clickertraining” es disfrutar del proceso de adiestramiento. Su mensaje: "defiende lo bueno, ignora lo malo", se puede aplicar en todos los ámbitos: personales, profesionales y sociales.

Yo trabajo desde hace muchos años perros de IPO (International  PrüfungsOrdnung), un reglamento de perros de acción policial diseñado para seleccionar ejemplares fuertes y dúctiles, capaces de adaptarse a tres sintonías con diferentes niveles de energía: el Rastreo, la Obediencia y la Protección. El mismo perro que ha de seguir tranquilo una pista de 1 Km guiado por su olfato, ha de mostrarse rápido y técnico en la obediencia y brutal, pero controlado, en la defensa.

Bajo las normas de IPO, se plantean continuamente situaciones de máxima dificultad en las que solo se mueven a sus anchas los ejemplares que tienen altos instintos que les mantienen motivados, buenos nervios para gestionar el estrés y buen entrenamiento para mostrar una técnica impecable. El IPO es un deporte de contacto que exige resolver conflictos, manejar tensiones, sobreponerse a estímulos ambientales adversos y controlar la agresión. El perro de IPO debe modular sus impulsos, superar diferentes presiones y mantener alta su motivación frente a las dificultades aunque se sienta bajo apremio.

Cada cual tiene su sistema para entrenar IPO. Yo mismo, he modificado el mío a lo largo de los años, Hoy en día, sigo el mismo método con todos los perros a mi cargo. La filosofía del mismo es separar al principio la presión de la acción para luego juntarlas.

En la primera fase, trabajo en casa educación y en la calle adiestramiento. Y lo hago en ambos escenarios empleando la técnica de Modelado, con la correa y con refuerzo social y ambiental. Enseño al perro a ceder a la tensión de la correa, a dejarse direccionar por ella hacia delante, hacia atrás, hacia arriba, hacia abajo y hacia los lados, empleando la voz únicamente para premiarle. Y también a ser sensible a las acciones de mis manos. Le enseño a estarse quieto mientras le cepillo, mientras le abro la boca, mientras le corto las uñas o mientras le limpio las orejas. Todo ello en un entorno de energía baja. Le enseño a manejar la presión continua y la presión a pulsos, a reaccionar a un cordino bajando su nivel de energía o a un collar de púas aumentando su excitación. A venir y a ir a su sitio. A esperar en un lugar o en una posición. A caminar a mi derecha o a mi izquierda, tranquilo y sin tensar la correa durante un paseo. Hasta que mi perro no es realmente dúctil y sabe hacer todo lo que necesito que haga bajo control de la correa no empleo comandos, en realidad auténticas etiquetas de conductas.

Al mismo tiempo, separadamente, en otro entorno físico y mental, realizo Moldeado de comportamientos con clicker y comida, entrenando primero proactividad y enseguida rastreo y las bases de la obediencia, sin ninguna presión. Enseño las posiciones, las colocaciones, los desplazamientos, etc, sin fuerza. Lo pasamos bien aprendiendo trucos que nada tienen que ver con el Reglamento de IPO.

Al cabo de unas cuantas sesiones, cuando ya el perro es muy enérgico durante el trabajo e  independientemente de que sea un cachorro o perro adulto, aplico leves tirones del collar de púas hacia su ración del día, cuando más alto se encuentra su impulso instintivo, para condicionar el concepto de presión activa. Y, al final de cada lección  de clicker, como premio, jugamos un rato con la presa, siempre respetando las normas de cada juego. Le enseño a morder a boca llena y con firmeza una pelota, un balón y diferentes tipos de mordedor. Y que ha de mantener la presa fija en su boca mientras yo sujeto la cuerda de que va provista. Y empleo el intercambio para que suelte. Al principio sin voz de soltar. Enseguida, enseñándole que no puede cambiar de una presa a otra si no media el comando SUELTA. Su referencia con la presa en la boca soy yo al otro lado, generando tensión, manteniéndola viva. Así, siempre que la lanzo lejos, el perro acude rápidamente para continuar el juego. Sin dudar. Sin que le llame. También le enseño las reglas del frisbee. De esta forma preparo el camino para el cobro y se marca una referencia final de energía alta en las sesiones de entrenamiento. Así el perro es cada vez más dinámico y más enérgico.

Mientras es cachorro no hago ataque, a no ser que tenga mucho instinto de defensa. En este caso, solo le enseño a ladrar para alejar al Figurante. Sin morder. Ya morderá durante el ataque, y más fuerte y mejor, cuando sea más mayor.

Si es un perro adulto, entreno un par de veces por semana protección. Sobre instinto aunque, si es un ejemplar muy fuerte, también llevo a cabo algo de Modelado con presión  (activar-desactivar, por ejemplo), para que no se sobrepase, lo que haría muy difícil su futuro control.

Más adelante, cuando el perro ya sabe rastrear y ya realiza todos los ejercicios del Reglamento de Obediencia IPO bajo comando, retiro el clicker e introduzco presión activa en los entrenamientos. En rastreo continúo premiando con comida pero, a partir de ahora, en obediencia lo hago casi siempre con la presa. Así trabaja con mayor empuje.

A estas alturas, el perro ya sabe ladrar en protección, habiéndose convertido la defensa reactiva en agresión activa. Y ha aprendido a morder con técnica, si bien en el contexto y el nivel de energía de nuestros juegos de caza. Ahora practicamos con el Figurante el cambio de instinto agresión-presa y también el control durante la protección, manteniendo el impulso instintivo alto. Para ello empleo pressing en obediencia, en agresión y en presa.

Aunque, alcanzado este nivel, ya no entreno IPO con clicker, aunque sigo usándolo para enseñar nuevos trucos o para perfeccionar los que el perro sabe hacer. De esta forma, mi perro se mantiene siempren atento y despierto, deseando aprender cosas diferentes durante toda su vida.

Quien cree que, porque trabajo con presión, mis perros de IPO no son tan felices como los perros caseros de mi mujer, se equivoca. Porque yo procuro que, unos y otros, tengan todo lo que necesitan para que su autoestima esté siempre por las nubes. Y se que lo lo logro. Porque los perros no engañan. Su movimiento de cola les delata.

 

Ver También:

| Mas

<<< Volver