Residencia,Canina,Madrid,recomendada,Boadilla-del-Monte,Las-Rozas,Pozuelo-de-alarcón,Aravaca,Majadahonda,Valdemorillo,Sevilla-la-Nueva,Brunete,Perro,El-Escorial,Villanueva-de-la-Cañada,Villafranca, La-Finca,Montepríncipe,Montealina,Monterozas,Peñascales,adiestramiento,hotel

RESIDENCIA CANINA EN MADRID

ADIESTRAMIENTO DE PERROS

hotelcaninomadrid, hotelperrosmadrid, residenciacaninamadrid,centrocaninomadridccam99

Blog de Educación y de Adiestramiento Canino

Adiestramiento Canino

LOS INICIOS DEL CONDICIONAMIENTO EN OBEDIENCIA DEPORTIVA


Por Arsenio Menchero






Adiestramiento_Canino_IPO,Madrid,Desde hace ya tiempo me gusta hablar de EDUCACION para referirme al comportamiento del perro en casa, de ADIESTRAMIENTO para explicar como se entrena al perro para su control fuera de casa, incluso mientras realiza deporte aeróbico (como footing, natación o sesiones de bicicleta) y de CONDICIONAMIENTO cuando aludo a los métodos de preparación del perro para el deporte de IPO, o de cualquier otro o, simplemente, para enseñarle trucos.

En estas líneas, describiré únicamente la forma en que, actualmente, inicio a todos mis perros para el trabajo de obediencia deportiva.

No voy a establecer comparaciones con cómo trabajaba antes; me limitaré a explicar cómo lo hago ahora. Tampoco pretendo ser original al exponer mi método, porque así trabaja también mucha gente. Pero si deseo enumerar los pasos básicos del entrenamiento, pues considero que solo es posible progresar a alto nivel si las bases son muy firmes y si la progresión se lleva a cabo de la dabida manera.

Cuando se trabaja con el perro empleando reforzadores sociales (la voz y la caricia) se desarrolla la relación perro-guía. Esto, que es fundamental para que el perro no se convierta en un tonto que sólo trabaje para conseguir la pelota, lo hago a un nivel de energía bajo, tanto en casa como en la calle. Así, establezco la jerarquía y fortalezco el vínculo que nos une. En estos entornos procuro que mi perro obedezca siempre, "SI o SI", "porque yo lo digo". Y él no espera al hacerlo otro premio que mi reconocimiento; le enseño a disfrutar haciendo cosas para mí.

Pero cuando entreno la obediencia deportiva necesito que mi perro actúe a un nivel de energía más alto.  Para ello, le premio con comida, que establece un nivel de energía medio en el que el perro se encuentra cómodo, sin nublarse su entendimiento por la excitación. Le enseño a trabajar para él, cuando también sabe hacerlo para mí.

A partir de que el perro ya conoce los ejercicios, empleo la presa como refuerzo: la pelota fijará un nivel de energía alto y el Figurante un nivel de nergía altísimo.

La utilización ordenada de los reforzadores, tal y como he explicado, permite al perro adoptar niveles de actividad diferentes y a nosotros entrenar en el que consideremos oportuno en cada momento. Como quiera que cadal perro es un individuo y que todo lo que aprenda servirá para enriquecer su repertorio, si separamos los distintos ambientes de energía, le será más fácil aprender a comportarse en cada uno de ellos tal y como deseamos.

Un perro equilibrado no puede estar a merced de sus emociones. Como me gustan los perros fuertes, con alto nivel instintivo, necesito que aprendan a autocontrolarse y también que se dejen controlar por mí, sin volverse locos aunque se suban de "revoluciones".

Antes de entrar en materia, repasemos brevemente las diferentes técnicas de trabajo, útiles con cualquier perro, independientemente de que se trate de un cachorro o de un perro adulto. Estas son: luring, target, timing, moldeado, modelado y presión activa.

Luring es el proceso de seguir el señuelo comida, portada en la mano abierta.

Un Target es un objetivo, una diana. Puede ser la mano con comida, o los ojos, o el saltímetro, o la kennel o el comedero o cualquier cosa que se nos ocurra.

Hacer Timing es marcar un instante preciso con un sonido (un "clic", un comando o un ¡bien!) o con un estímulo molesto (un tironcito de la correa). El refuerzo empleado "fotografía" lo que está sucediendo en ese momento y lo borra, lo fija o lo potencia, según la naturaleza de dicho refuerzo.

El Moldeado es el método consistente en premiar aproximaciones sucesivas a la conducta final que deseamos conseguir.

El Modelado radica en manipular físicamente al perro para lograr la conducta que se pretende obtener (por ejemplo, tensar el collar hacia arriba y empujar la grupa del perro hacia abajo para que se siente)

La Presión Activa es presión de excitación, presión hacia el objeto del instinto (por ejemplo, un tironcito del collar hacia el comedero cuando el perro se abalanza hacia él).

Aunque yo combino todas estas técnicas, reservo el modelado principalmente para los escenarios de Educación y de Adiestramiento.

Como para modelar una conducta se requiere manipular, puede que el perro se inhiba algo al principio. Y esto no me importa que ocurra en casa o en la calle (mas bien es beneficioso que el perro baje su nivel de excitación en estos entornos), pero no quiero que el perro pierda actividad en el curso del Condicionamiento Deportivo.

Empleo modelado para que el perro aprenda a ceder a la tensión de la correa, tal y como un caballo lo hace a las ayudas naturales del jinete (peso del cuerpo, piernas y riendas), para que se esté quieto mientras le aseo, para que permita que se le revisen las almohadillas, los dientes o las orejas, etc.

Y combino todos los demás procedimientos desde las primeras sesiones de Condicionamiento.

Con la comida consigo IMPULSO o ganas de hacer. Entreno dos veces al día, cuando al perro le toca comer, y premio con una porción, con muchas porciones o con todo lo que queda de su ración. Así el perro no se aburre y mantiene una expectativa alta. Si  el perro no tiene un apetito voraz, sencillamente, no le doy de comer.

Primero tengo la comida en el bolsillo y se la doy al perro de la mano.

Empiezo con el perro sujeto de una correa a un punto fijo. Sin hablar. Así:

CONCENTRACIÓN a dos Target:

  • Target 1: el perro mira fijamente uno o dos segundos la mano que tiene la comida (puño cerrado), TIMING: ¡OK! (Refuerzo condicionado), mano abierta (comida en la palma sujeta con el pulgar) y come (Refuerzo biológico incondicionado).
  • Target 2: el perro mira fijamente uno o dos segundos la mano que tiene la comida (puño cerrado), TIMING: ¡OK! (Refuerzo condicionado), mano abierta y come (Refuerzo biológico incondicionado)


MOVIMIENTO en LURING, chupando la mano abierta que sujeta la comida y comiendo en cualquier momento.

  • En recta: de una mano a otra, hacia adelante y hacia atrás.
  • En círculo: en sentido horario y en sentido antihorario.
  • Sentado: mano arriba, por encima de su cabeza.
  • Tumbado: mano al suelo frente a su boca.
  • De pie: mano a media altura, frente a su boca.


Ya al final de la primera clase el perro ha aprendido muchas cosas:

  • A ser proactivo: sus conductas modifican el medio y le llevan a conseguir lo que desea (su comida).
  • Un recurso de adiestramiento: si me concentro en un Target consigo la comida.
  • Un reforzador condicionado: ¡OK!, que anuncia que conseguirá la comida.
  • Otro recurso de adiestramiento: si persigo la comida la consigo.
  • Unas conductas: perseguir recto, hacer círculos a una y otra mano, sentarse, tumbarse, ponerse de pie.


¿Acaso es posible enseñar mas en menos tiempo?.


Seguimos con CONDICIONAMIENTO.

Ahora trabajamos con el perro suelto. En este fase, sólo hablamos para marcar el Timing con ¡OK!

Buscamos en cada clase equlibrio entre Concentración y Movimiento.

  • Si el perro está muy concentrado, trabajaremos más el movimiento.
  • Si, en cambio, está hiperactivo, entrenaremos más la concentración.


Como norma general:

  • El Luring se premia directamente con comida
  • Cada movimiento con Luring se empieza despacio pero se acaba lo más rápido posible
  • El Target se premia siempre con Timing (Clic, ¡OK!) seguido de comida.


Haremos el siguiente trabajo:

  • Target al puño... Timing Cilc, OK... comida
  • Luring en recta (hacia adelante o hacia atrás) ... comida
  • Luring en círculo (en sentido horario o antihorario)... comida
  • Luring parando en una de las 3 POSICIONES (De pie, sentado o tumbado)... Target al puño... Timing Clic-¡OK!... comida
  • Luring a nuestro alrededor, parando en una de las 4 COLOCACIONES de sentado (A nuestra derecha, a nuestra izquierda, delante nuestro, bajo nuestras piernas)... Target al puño... Timing Clic-¡OK!... comida
  • Luring con DESPLAZAMIENTOS (hacia adelante o hacia atrás) en cada una de las 4  colocaciones... comida (o parada en una de las colocaciones... Target al puño... Timing ¡OK!... comida)
  • Alternar los 8 Desplazamientos con paradas en las 4 Colocaciones y las 3 Posiciones en dichas colocaciones.
  • Introducir el Target a los ojos en las paradas y combinarlo con el Target al puño. 


El paso siguiente es hacer las posiciones, las colocaciones y los desplazamientos con Target. Si el perro se distrae o no se mueve con suficiente rapidez se vuelve de inmediato a hacer Luring.

Cuando el perro ya sabe hacer todo esto con Target, se pone nombre a cada una de las acciones. Ha llegado el momento de introducir los Comandos Sitz, Platz, Stop, Fuss, Hier, Lado, Bajo, Adelante y Atrás.

Ahora empezaremos con Timing (Comando), actuaremos inmediatamente después con Target/Luring, pararemos en Target, premiaremos en Timing ¡OK! y luego daremos la comida.

Cuando el perro discrimina los Comandos y realiza su trabajo con acierto, pasamos a trabajar el conflicto colocando la comida en el comedero, a su vista y no permitiéndole alcanzarla. Para ello le bloqueamos en una posición. Así conseguimos comprimir aún más energía. Entonces le pedimos que obedezca a un Comando, mantenemos unos segundos de concentración y liberamos con ¡AP!.

Hemos introducido un nuevo reforzador condicionado. Cuando reforzábamos al perro con ¡OK! y comida conseguíamos una concentración menos tensa. Ahora ¡AP! es más fuerte que ¡OK! porque significa fin del trabajo, libertad y un refuerzo mayor (el comedero con un puñado de comida)

Cuando el perro literalmente salta hacia la comida al oir el ¡AP!, introduzco la Presión Activa, siguiendo dicho AP de un tironcito de la correa hacia la comida. Así, por Condicionamiento Clásico, un estímulo de presión, se convierte en un premio para el perro. De esta forma, cuando se realice una corrección de correa durante un ejercicio (porque el perro se distraiga, por ejemplo), la reacción del perro frente a la presión será de actividad y nos resultará más fácil, por tanto, introducir el concepto de compromiso al obligarle a mantenerse atento durante el trabajo.


Todo esto lo hemos logrado en muy pocas clases. Pero eso no quiere decir que el trabajo esté hecho. Con el sistema antiguo de presión/escape/evitación se conseguía terminar un ejercicio en apenas 100 repeticiones. Con el nuevo método que describo en este artículo hacen falta entre 4000 y 6000. De modo, que no desesperemos si hacemos algo mal. Tiempo tendremos de mejorarlo.





VER TAMBIÉN
 

 

 

 

| Mas

<<< Volver