Residencia,Canina,Madrid,recomendada,Boadilla-del-Monte,Las-Rozas,Pozuelo-de-alarcón,Aravaca,Majadahonda,Valdemorillo,Sevilla-la-Nueva,Brunete,Perro,El-Escorial,Villanueva-de-la-Cañada,Villafranca, La-Finca,Montepríncipe,Montealina,Monterozas,Peñascales,adiestramiento,hotel

RESIDENCIA CANINA EN MADRID

ADIESTRAMIENTO DE PERROS

hotelcaninomadrid, hotelperrosmadrid, residenciacaninamadrid,centrocaninomadridccam99

Blog de Educación y de Adiestramiento Canino

ADIESTRAMIENTO CANINO: CONDICIONAMIENTO

Por Arsenio Menchero Sánchez

Instinto, según la definición de Hemingway, es el conocimiento inconsciente del comportamiento ancestral. O dicho de otro modo, los instintos son innatos y no fruto del aprendizaje.

Cuando un perro realiza una acción determinada, lo hace sobre la base de la activación de uno u otro instinto, según el siguiente esquema:

ESTÍMULO (Movimiento de la Presa)-----INSTINTO(CAZA)-----IMPULSO-----COMPORTAMIENTO (PREDATORIO)-----FIN----- + (Reforzador) - (Inhibidor)

En nuestro ejemplo, un estímulo externo –la presa en movimiento– activa el impulso de caza, lo cual motiva al perro a realizar un comportamiento determinado –persecución de la presa–.

Si el lance de caza acaba de forma que resulte gratificante para el animal –con una captura, por ejemplo–, la próxima vez que se presente una situación similar, el comportamiento eficaz aparecerá antes y con mayor expresividad. Ha habido un refuerzo positivo.

Por el contrario, si la escena termina de manera que resulte desagradable para el perro –por ejemplo en una caída al saltar una zanja–, se establecerá un refuerzo negativo o inhibitorio de la conducta.

Para que se establezca un “lenguaje” entre el adiestrador y el perro, aquel deberá disponer de estímulos y refuerzos que maneje a voluntad y dotados de significado para el animal. Así, podrá estimular las ganas "de hacer” o "de no hacer".

Considerando estímulos y comportamientos se establecen los dos pilares en los que se sustenta el adiestramiento: la enseñanza de estímulos, a través del condicionamiento clásico y la enseñanza de comportamientos, sobre la base del condicionamiento instrumental, también llamado condicionamiento operante.

Recordando el experimento de PAVLOV, la comida es un estímulo biológico potente, incondicionado (EI), que produce de manera automática salivación (respuesta incondicionada o RI), siguiendo la secuencia:

1.- EI---RI.

Pues bien, si junto al EI comida se presenta un estímulo neutro, sin significado alguno para el perro, por ejemplo el sonido de una campanilla (estímulo condicionado o EC), al cabo de varias repeticiones se establecerá, inevitablemente, una asociación entre ambos, de manera que, tanto juntos como por separado, provocarán la misma Respuesta: Salivación.

2.- EI+EC---RI.

3.- EC---RI.

El CONDICIONAMIENTO CLÁSICO se emplea en adiestramiento para enseñar estímulos, de forma que, por ejemplo, la voz fuerte se interprete como un estímulo positivo aprendido, capaz de producir en el perro una respuesta refleja de excitación y de actividad. Así, partiendo de la secuencia:

1.-PELOTA---EXCITACIÓN

y estableciendo la asociación:

2.-PELOTA+VOZ FUERTE --- EXCITACIÓN

después de varias repeticiones, se acabará produciendo:

3.- VOZ FUERTE --- EXCITACIÓN

y, a partir de ahora, la PELOTA se ofrecerá como refuerzo, apareciendo en escena cuando la VOZ FUERTE, por sí sola, haya producido EXCITACIÓN. Al principio, la PELOTA es un estímulo. Luego la VOZ FUERTE actúa como estímulo aprendido por Condicionamiento Clásico.

De esta forma podremos manipular el estado de excitación –y, por tanto, de actividad- del perro con el único empleo de la voz. Con este método le haremos alcanzar el nivel de energía adecuado a un trabajo de obediencia con actividad y con empuje.


A través del CONDICIONAMIENTO INSTRUMENTAL, en cambio, se enseñan comportamientos: la conducta es el instrumento que permite obtener el fin deseado.

Un comando anuncia una referencia donde se encuentra disponible el reforzador. Por ejemplo, el comando SITZ indica que en la posición de sentado se obtiene comida. El perro utiliza como instrumento la conducta de sentarse para acceder a la comida.

A través de Condicionamiento Clásico se regula el estado emocional del perro durante el trabajo. Mediante Condicionamiento Instrumental el perro aprende la técnica correcta de realización de los ejercicios. Y, como quiera que en todo proceso de aprendizaje concurren ambos tipos de Condicionamiento, hay que cuidar en cada entrenamiento que emoción y cognición se mantengan en equilibrio pues sólo si el perro disfruta de lo que hace puede conseguirse un resultado excelente.

 



 

| Mas

<<< Volver